REURBANITZACIÓ DE LA PLAÇA SOLLER

DEMANDA. Concurso para la remodelación de la Plaza Sòller de Barcelona y la construcción de un nuevo equipamiento municipal de ámbito local.

PROPOSTA. La nueva Plaza Sòller no es una propuesta de rehabilitación, sino de reciclaje urbano, donde las prioridades consisten en la reutilización del mayor número de elementos existentes para que, desproveyéndoles de todo aquello superfluo y otorgándole nuevos valores, ofrezcan una nueva función e identidad al espacio. Una opción que entiende la ciudad como un mecanismo en continua evolución, adaptable a los cambios que la transformación social impone, pero que sabe nutrirse de todo aquello proveniente del pasado que puede ser de utilidad.

Porosidad, permeabilidad, transparencia y accesibilidad son conceptos que deben vincularse a la nueva plaza en contraposición a la rotunda imagen exterior actual. En su configuración original, los límites entre espacio público ajardinado o de reposo y la calle o plaza dura son extraordinariamente estrictos, tanto a nivel material como geométrico. Como operación principal se conserva la calle superior, que sirve de tránsito a muchos vecinos del barrio, para difuminar su contacto con la cota de calle.

La nueva plaza rompe necesariamente esas barreras y lo hace alterando no solo la materialidad de la piel como con la topografía de contacto entre parque, plaza y aceras exteriores. En este sentido, se expanden las superficies de zona verde y se reconfiguran los accesos a las rampas. El nuevo equipamiento permite resolver el salto de cota lateral inferior y mejorar el aprovechamiento del espacio bajo porches de la cota superior.