VIVIENDAS COOPERATIVAS EL RUSC

DEMANDA. Concurso público para la construcción y la gestión de viviendas por parte de cooperativas en régimen de cesión de uso en el barrio de Sarrià de Barcelona.

PROPOSTA. Una parcela en el linde superior del barrio de Sarrià, en el límite urbano de Barcelona. Dos vertientes dispares en un mismo emplazamiento: al noroeste, cota superior, con el cajón viario de la Ronda de Dalt y al sudeste con una frondosa pineda, con un desnivel de unos 4 o 5 metros. Dos paramentos de fachada diferenciados como respuesta.: uno de zinc cerrado al noroeste y una malla de aluminio abierto en la cara sur. Terrazas y persianas alicantinas permiten crear espacios de transición exterior de control climático sin sobrepasar la edificabilidad interior permitida, otorgando espacios exteriores para cada unidad residencial.

El modelo de la cooperativa ha incentivado un funcionamiento con una conexión superior peatonal totalmente abierta, una plaza de acceso a las viviendas, un aparcamiento al aire libre y un mirador abierto a la ciudad. En la planta inferior se disponen los almacenes, servicios generales e instalaciones, pero sobre todo, los espacios cooperativos, con conexión directa a la Pineda y a la cota superior del Parque de Joan Raventós. El otro gran espacio exterior, la cubierta, es un espacio de encuentro y reposo, con huertos urbanos, pérgolas y bancos para la comunidad.

El edificio dispones de un atrio central y núcleo de comunicaciones vertical que recorre todos los usos de la cooperativa, de la cubierta al sótano. Es un espacio relacional para la comunidad, que además distribuye a las viviendas privativas mediante pasarelas. Climáticamente será un espacio semiabierto, con control y gradación automatizada de la renovación del ambiente mediante compuertas en los encuentros de cubierta y planta baja. Se han implementados placas solares, geotermia y preinstalación de circuitos para un aerogenerador y placas fotovoltaicas como medidas de sostenibilidad y ahorro energético en futuras fases, según los medios económicos o la viabilidad de la inversión.

Constructivamente, es una propuesta mixta. El hormigón armado define la excavación y soporte de tierras, los pilares que apean la planta baja y la cubierta. En la franja central, un entramado isótropo tridimensional de madera de 3×3 reúne las plantas residenciales. Toda la propuesta es modular, de configuración abierta y metamórfica, con una modulación regular para facilitar permutas y modificaciones de los espacios residencials.

Los tipos de vivienda (S, M, L) se corresponden a adiciones desde el tipo más simple de 4 unidades sub-estructurales. Los paneles de fachada y de cerramientos entre viviendas son dispuesto y mecanizados directamente sobre la estructura, con gran rapidez de construcción y posterior modificación.