EDIFICIO EL FAR

1er PREMIO licitación pública
DEMANDA.
Proyecto para la rehabilitación y adecuación del edificio El Far de la Barceloneta como la sede de las nuevas oficinas de la economía social de Barcelona Activa.

PROPOSTA.
El proyecto arquitectónico se concretó en la rehabilitación integral de dos de las tres plantas superiores del edificio, ocupadas por el consocio el Far y Barcelona Activa, incluyendo la adecuación de las escaleras y vías de evacuación, los sistemas de instalaciones y de Seguridad frente al fuego, los acabados interiores y también parte de la planta baja para desarrollar un nuevo acceso. También se planteó una nueva urbanización del espacio público anterior (Pla de Miquerl Taradell) y de la zona posterior (Calle de l’Escar), intercambiando el sentido del acceso actual. El objetivo de la adecuación era adaptar el edificio a la normativa vigente en materia de actividades y edificación para mejorar su funcionamiento y prestaciones. El promotor quería ofrecer a los ciudadanos una auténtica sede funcional y aglutinar las diferentes secciones de la economía social actualmente repartidas en diferentes edificios de la ciudad, aprovechando el alto valor urbano y representativo de la ubicación.
Las dos plantas de oficina se distribuyen de manera libre, plantando un espacio de trabajo abierto y amplio, con visuales a ambas fachadas opuestas del bloque. El programa interior cerrado se reservó para unos receptáculos revestidos de madera de abedul que contienen salas de reuniones en plantas piso y un aparador informativo, móvil y desplegable en planta baja, que permitiría ocupar de forma ocasional el espacio público del Pla de Miquel Taradell.
La reforma de las instalaciones incluía un sistema renovado de climatización y ventilación totalmente visto, ampliando la altura útil y la amplitud espacial de las plantas. Para reducir la demanda energética se propuso la renovación de las carpinterías originales y un nuevo acabado de pavimento, con aislamiento incorporado que permitiría independizar energéticamente las plantas de oficinas. También se previeron placas fotovoltaicas en una segunda fase de proyecto para complementar la generación eléctrica.
El proyecto de rehabilitación tuvo especial atención al pasado marinero, tanto de la edificación, que se encuentra en pleno frontal del Port Vell, como del mismo consorcio de El Far. La antigua decoración de maquetas de naves, planos y otra documentación fue incorporada y reubicada en el acceso y los distribuidores en aparadores especiales, como testimonio del pasado marinero de la institución.