ESTUDIOS PARA LA MEJORA DE LOS ACCESOS A DOS ESCUELAS

DEMANDA.
Estudio de alternativas para la mejora de los accesos a la escuela infantil La Muntanya y a la escuela Elisenda de Montcada desde la calle Sant Feliu de Codines, en el barrio de Torre Baró, en el Distrito de Nou Barris.

PROPOSTA.
El origen del estudio de este emplazamiento, con el fin de mejorar la accesibilidad al espacio de acceso de las escuelas, es la pronunciada topografía característica del barrio de Torre Baró. El ámbito de proyecto es un talud de fuerte pendiente que separa la calle de Sant Feliu de Codines con la pequeña plaza donde se sitúan las puertas de acceso. Así pues, el punto de partida es la observación del emplazamiento y la observación desde el emplazamiento. El ámbito de estudio se convierte en un espacio con valor paisajístico que será observado desde otras posiciones, por este motivo la estrategia se define entendiendo el espacio como un fachada, un espacio de fuerte impacto hacia la resta del barrio. Para conservar al máximo el estado natural de este emplazamiento, las dos opciones contemplan conservar y recuperar la vegetación del lugar y adaptarse lo más posible al desnivel natural del terreno. Después de estudiar estos tres puntos, junto con los recorridos que hacen las usuarias y los usuarios de las escuelas para llegar, se desarrollan dos opciones: la primera dando respuesta a la total y plena accesibilidad y la segunda, con un coste mínimo, mejorando la integración de las escaleras en el paisaje. La opción a parte de la conexión de las cotas con más afluencia de gente mediante diferentes maneras de acceder (rampa de mínima pendiente, escaleras y ascensor) en un vestíbulo de encuentro en la cota intermedia. Este vestíbulo, conjuntamente con el espacio de llegada del ascensor a la cota de acceso de las escuelas, serán miradores hacia la ciudad. La conexión de este espacio con la plaza de los accesos se realiza mediante una pasera de estructura ligera y de mucha transparencia que deja entrever a la naturaleza del fondo. La opción B, de mínima intervención, propone un recorrido de escaleras integradas a la vertiente del talud de manera que los tramos se disponen buscando las pendientes más favorables para minimizar el impacto del terreno.